Testimonio personal Amalio

Nombre: Amalio
Edad: 39 años
Complexión 1,83 cm 109 kg

¿Cuéntanos como nos conociste?
El gimnasio está cerca de mi casa y pasaba por allí muy a menudo, hasta que un día decidí pasar a informarme.

¿Tenías experiencia previa en un gimnasio convencional? OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Sí, bastante. Estuve entrenando de forma regular en un gimnasio al uso durante unos siete años.

¿Cuál fue tu principal motivación para empezar a entrenar?
Llevaba unos diez años sin hacer nada de ejercicio físico de una forma continua y me encontraba bajo de forma, como “oxidado” y muy pesado (unos 125 Kg.). No quería seguir así, porque sabía que cuanto más tarde empezara, más me iba a costar e iba a ser peor.

¿Tu principal objetivo?
Lo principal fue intentar estar en forma físicamente en general, de una manera razonable y progresiva, combinándolo con una forma de comer adecuada y, en consecuencia, perder peso.

¿Qué diferencias encuentras con tu anterior gimnasio o con tu antigua manera de entrenar?
Prácticamente todas, si exceptuamos algunos ejercicios.
Entrenar con un entrenador personal es totalmente diferente. Lo primero es la implicación y compromiso que adquieres con él y él contigo, ya que el entrenamiento adaptado a tus características y circunstancias físicas (y mentales) conlleva un seguimiento continuo de tu estado físico. El entrenador adapta y supervisa cada uno de los ejercicios que tienes que realizar a tu situación, teniendo en cuenta tanto el entrenamiento que, en general y en particular, mejor se adapta a tus objetivos, como posibles lesiones o circunstancias personales que pueden afectar a tu rendimiento, adaptando cada ejercicio o sustituyéndolo por otro semejante, en su caso.
Además, hay que añadir el extra de motivación para rendir al máximo en cada entrenamiento que tener un entrenador personal “encima” de ti supone (desde el control del tiempo de cada ejercicio, hasta los descansos entre uno y otro, etc.)
Otra diferencia destacable con los gimnasios al uso, es que el tiempo que estás en el gimnasio personal por sesión (en mi caso una hora), es aprovechado al máximo, y aunque he reconocer que al principio me parecía poco tiempo para un entrenamiento completo, la verdad es que entrenando sin interrupciones y con el seguimiento continuo del entrenador, es más que suficiente.

¿Qué es lo que más te gusta entrenar? ¿Y lo que menos?
En general me gusta casi todo. Antes, cuando iba a los otros gimnasios odiaba el día que me tocaba pierna, como a casi todo el mundo, pero ahora, creo sobre todo que por los progresos que he ido obteniendo y por la variedad de ejercicio que hacemos, me gusta bastante ejercitarlas. También, cosa que antes no me gustaba nada, le he cogido el gusto a la cinta de correr. La prefiero a correr en la calle, aunque sé que no es igual de beneficioso que hacerlo al aire libre.

¿Compites o te gustaría competir en algún deporte o disciplina?
No compito, pero he jugado durante muchos años al baloncesto. Ahora mismo, por mis circunstancias físicas (40 años) y personales (familia, trabajo…) no creo que pudiera competir en nada de una forma regular.

¿Qué importancia le das a la nutrición? ¿Has notado mejoría en algo en especial?
La importancia es muy alta. Por supuesto que la mejoría es notable. Considero incluso que es más importante comer bien, entendido desde un punto de vista nutricional, que el propio ejercicio físico. Lo que ocurre es que una cosa te lleva a la otra, y ante las dificultades de comer siempre “bien” por las circunstancias personales de cada uno (sociales, profesionales, familiares…), siempre se puede compensar con el ejercicio esos pequeños excesos que todos podemos tener.
Dicen que para estar en forma cuenta el ejercicio en un 30 % y la dieta en un 70 %. Creo que puede ser verdad o estar muy próximo a la realidad.

Háblanos un poco de algunos logros personales de los que te sientas orgulloso.
– Correr durante unos 30 minutos de forma regular a una velocidad normal.
– Pérdida de peso de unos 17 Kg. en dos años de entrenamiento.

Dieta actual de Amalio:

Kcal aproximadas 3454

Desayuno

a) Yogurt natural con muesli + café con leche desnatada/soja + 1 pieza de fruta (cerezas, naranja, mandarinas, manzanas, pera , piña y kiwi.

b) Queso fresco 0% + ccafe con leche desnatada/soja + 4 galletas integrales Gullón

Media mañana

Sandwich de pan integral pavo / jamón york

Ocasionalmente antes de la comida 1 manzana con piel o una cucharada de salvado de trigo con agua (saciante )

Comida

Ensalada variada o verduras con carne o pescado a la plancha, yogurt natural + té verde

2º Elegir pollo/pavo o pescado. 2 días máximo de ternera sin grasa

Ocasionalmente
Arroz integral mezclado con verduras y carne o pescado a la plancha (sin pan integral) + 1 yogurt natural

Merienda

Un yogurt natural + 1 pieza de fruta + Té verde
1 pieza de fruta + jamón york / pavo
Yogur natural + 3 galletas integrales Gullón

Cena

Primero: ensalada variada o verduras cocidas/plancha
Segundo: a) echar a la ensalada queso fresco, pavo, atún bajo en sal b) pescado c) 1 tortilla de 1 yema y 4 claras + latilla de atún

Mediante estas pautas nutricionales hemos conseguido disminuir el porcentaje graso en un 10 %, tenemos que seguir trabajando en la misma dirección. 

Conoce otros casos de éxito, confiamos plenamente en nuestro trabajo.



Reserva tu entrenamiento

Reader Interactions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escríbenos