L-Carnitina: Beneficios

La L-Carnitina es una sustancia natural, que se sintetiza en nuestro cuerpo a través de los aminoácidos lisina y metionina junto con la vitamina C. También la podemos encontrar en varios alimentos, como por ejemplo, la carne.

Nuestro organismo la sintetiza de forma natural para el metabolismo de las grasas y su consiguiente obtención de energía. La oxidación de ácidos grasos tiene lugar dentro de la mitocondria celular, en un proceso llamado beta-oxidación.

Sudando
Los ácidos grasos pequeños pueden atravesar la membrana mitocondrial para ser oxidados, pero aquellos de mayor tamaño necesitan unirse a una molécula transportadora para cruzar al interior mitocondrial. Esta molécula es la L-Carnitina.

Es por esto, que la L-Carnitina se consume habitualmente como un suplemento quemagrasas. Es especialmente útil en aquellas personas que presentan déficit de carnitina ya sea por un fallo genético, malabsorción intestinal, problemas hepáticos y renales, estrés, una dieta alta en grasas o el consumo de ciertas drogas. Las deficiencias en carnitina se manifiestan con calambres, fatiga muscular y envejecimiento prematuro.

Entrenamiento Quemagrasas en ONE.

Hasta la fecha, los estudios científicos no habían sido capaces de demostrar su eficacia como quemagrasas. Sí se observó su capacidad para reducir la fatiga y suprimir el apetito, lo que ayudaba a las personas que seguían una dieta a bajar de peso.

Sin embargo, un estudio realizado actualmente ha encontrado un aumento del 21% de carnitina muscular en aquellos sujetos que la consumían respecto al grupo control. Esto quiere decir que estas personas quemaban más grasa, tenían mejor rendimiento deportivo y en conclusión, menor fatiga.

pérdida de grasa

¿Qué diferencia había entre dicho estudio y los realizados anteriormente?

La duración. Los efectos de la carnitina como quemagrasa se producen a largo plazo, en el caso del estudio, a los 6 meses concretamente. Los anteriores estudios tenían la duración de unas pocas semanas y utilizaban dosis muy inferiores.

El consumo de L-Carnitina, además de mejorar tu capacidad aeróbica y ayudarte a quemar más calorías, presenta una serie de beneficios tanto para la salud como a nivel deportivo:

ONE_warehouse_logo

Aumento de masa muscular

Al reducir la fatiga y dotar al músculo de mayor energía, favorece el desarrollo                                        muscular en aquellas personas que realizan un entrenamiento adecuado.  El músculo es un tejido metabólicamente muy activo, por lo que aquellas personas que tienen mayor masa muscular tienen un mayor gasto calórico,  incluso en reposo, lo que ayuda a la pérdida y mantenimiento de peso.

Enfermedades cardíacas

Tradicionalmente, la L-Carnitina se ha utilizado en personas con problemas de corazón. Algunos estudios han mostrado que el consumo de L-Carnitina después de sufrir un ataque al corazón disminuye las posibilidades de sufrir otro posterior. Su utilización en estos casos debe estar indicada y supervisada por un médico.

Enfermedades renales

La carnitina se sintetiza de forma natural en los riñones. Cuando estos están dañados, se puede producir un déficit en la producción de carnitina siendo útil su suplementación para compensarlo.

Mantenimiento de masa ósea

Con el envejecimiento y tras la menopausia, los procesos de descalcificación de los huesos y su consiguiente pérdida de masa ósea es un problema importante para muchas personas. La utilización de L-Carnitina puede ralentizar este proceso, ayudando a disminuir el número de fracturas, osteoporosis o artritis.

Lactancia

Algunos estudios sugieren que el consumo de L-Carnitina durante el proceso de lactancia favorece la pérdida del peso ganado durante el embarazo.

En conclusión:

El consumo de L-Carnitina te puede aportar muchos beneficios, incluso si la pérdida de peso no es lo que estás buscando. Si utilizas la L-Carnitina como quemagrasa, debes tener en cuenta que ésta solo va a facilitar el consumo de grasas si el cuerpo las necesita. Es decir, si te suplementas con L-Carnitina y te sientas en el sofá estás perdiendo el tiempo. Sin embargo, en combinación con tu entrenamiento y una correcta planificación nutricional, puede ser una gran aliada.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *